La 6ª Marcha Cicloturista BTT de las grullas “Alberca de Alboré” tendrá tiene lugar este domingo 8 de marzo. Una prueba cicloturista no competitiva, con tres recorridos, dos de 32,9 kms y 15,5, que saldrán a las 10 y 10:30 de la mañana respectivamente, y la infantil (de 5 a 10 años), de 4 kms que saldrá a las 12:30, todas desde Montmesa. La participación rondará los 300 participantes.

Una prueba con diferentes niveles para disfrutar en familia, y recorrer algunos de los parajes más espectaculares de la Hoya de Huesca. Además habrá una comida popular previa inscripción, que hacen los propios vecinos de Montmesa. Las pruebas largas recorren el dormidero de las grullas, el castillo de Artasona, la estación de ferrocarril abandonada, el castillo de Rosel, el emblase de la Sotonera, o la paridera de Antonié, entre otros puntos. La infantil tiene recorrido urbano. Una manera de aunar la BTT, con la naturaleza, ya que durante esta época están las grullas en Montmesa, esperando para emigrar.

Juan Carlos Castán, de la Asociación San Miguel de Montmesa, ha agradecido el apoyo de la Comarca y el Ayuntamiento, y ha recordado que al finalizar la prueba se organizará una paella popular, elaborada por los habitantes de la localidad, a la que los asistentes pueden inscribirse. “Invitamos a todo el mundo a participar y conocer nuestro maravilloso entorno. Con el frío las grullas estarán presentes, y va a ser un espectáculo impresionante”.

El Ayuntamiento de Lupiñén, Ortilla, Montmesa y Nuevo pondrá a disposición de los asistentes un salón y una carpa exterior para la comida, vestuarios con duchas para los participantes y espacios para la limpieza de las bicicletas. El concejal Fernando Omiste también ha recordado que “para los acompañantes que no quieran ir en bici, estará abierto el Centro de Interpretación Alberca de Alboré y contamos con la ruta del sendero verde”. También ha explicado que los fondos que se recauden con las inscripciones se destinarán a la recuperación del patrimonio, en concreto a “la rehabilitación de la Iglesia de San Miguel, que lleva varios años cerrada”.

¡Os eperamos!