Hoy nos hacemos eco de una noticia publicada la semana pasada en el periódico Alto Aragón donde el titular de la misma anuncia que desvelan la evolución genética de las aves.

Las aves perdieron sus dientes hace 100 millones de años y sabemos que su circuito cerebral para aprender a cantar es similar al de los humanos, según un estudio en el que ha participado el Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona.

El estudio, que ha permitido elaborar el primer árbol filogenético sobre la evolución de las diferentes especies de aves, se ha publicado recientemente en un número especial de la revista Science, que le dedica la portada y nueva artículos.